LITERATUYA
 escribo porque escribo y porque tú

REVISTA DE LITERATURA

 
 Revista de Literatura » Informes » En un mundo que...  

  

> LITERATUYA
>> INFORMES
RELATOS
POEMAS
ESCRITOS...
CLUB de los Cronopios


INFORMES

Desde mi herida
de Daniel Verdú
El calor del dinero
Kick out the jams...

de Guillermo Gill
Feliz Navidad

de Rosa Mora
Los espias de Orwell

Materiales para una expedición
de Pedro Ugarte
Acerca de la fe
Arte poética
Ultimos movimientos
El peso del Universo
Un mundo de mentiras

El Gran Juego
de J.L.Caballero
• ¿Dónde estábais...?
• El mundo real

Nihilismos
de Bardinovi
• Amor
• Ciberespacio
• Trabajo
• Extinción

Fast Note
de Pere López
•  (aclaración)
• Poesía contracultural
• Like a bird

En Letras de Molde
de J.M. García Ferrer
Venecia
El vecino del tercero...
• La flecha verde
• En un mundo que...
• Obediencia debida
• Rascando en eso...
• Cuentos de la luna...

Arcadia también esta noche
de J.M. García Ferrer
•  La morte rouge
•  Las criaturas de...
• ¡Bergman aún vive!
• Enseñanzas útiles
• Como campo de...
• Buster contra la...

de Ignacio Ortolá
Lecturas olvidadas
Acodado en mi tonel...

de Carolina Alfaro
El cielo
El espejo roto

de Emilio Arnaiz
Mi primer amor
Sostiene García
Simplemente 2003

de Victoria Gómez
Preludio de un secreto

de Sister Ray
Esquisse III

de Arturo Montfort
Enrique Vila-Matas
Muerte de Narciso
Idiota e impostor
Como polvo de...
¿Quieres hacer el...
Yesterday
Otoños de buenos...
LEVI testigo de cargo
Mi guardaespaldas...
Un hombre que...
Tu dibujo es pausado...
Future
Cambio de sexo




En letras de molde
EN UN MUNDO QUE...
de Juan Manuel García Ferrer

Versión para imprimir
y leer más tarde... en papel
La cita procede de un libro muy irregular, como corresponde a una recopilación de textos y entrevistas de diversos autores, de entre los que, de hecho, sólo unos pocos son de verdadero interés. Se trata de Los "nuevos cines"en España. Ilusiones y desencantos de los años sesenta. (Edición a cargo de Carlos F.Heredero y José Enrique Monterde. Festival Internacional de Cine de Gijón / Ediciones de la Filmoteca, Valencia, 2003). En la entrevista que Alberto Bermejo le hace al escritor y cineasta Gonzalo Suárez, éste último dice, hablando del enfoque que daba al cine que hacía al principio de su carrera, lo siguiente:

"(...) Hubo un momento en que llegué a la convicción de que acabaría con el franquismo borrándolo de mi película y probablemente no deja de ser una estrategia. Me gustaría ahora, con el Aznar este, que me irrita cada vez más, me gustaría poder tener también esa actitud de borrarlo de mi película, de echarlo del mapa. No hay que tomarse a broma lo de quitar a esta gente del mundo. Hay que empezar a no verlos, como en las tribus primitivas, en las que el mayor castigo para alguien era hacer como que no existe. Y esa sensación de crear una realidad alternativa, o una percepción distinta de la realidad, para ser más exacto, diferente, que haga vivible y habitable el mundo, eso es lo que básicamente me movía y me sigue moviendo".

Una vez leído el parrafón, fui corriendo a leérselo a Teresa. Seguramente lo hice porque me resultaba jocosa la imagen intuida del personajillo, evidentemente disgustado por el desplante. Pero más tarde, reflexionando, ya al margen de la imagen divertida, me preguntaba si no era realmente eso lo que uno, con mayor o menor decisión, y consecuente (des)gracia, intenta hacer con todos los aspectos de su vida, y no solamente ese. Basta cambiar el nombre de Aznar por cualquier otro de persona o cosa que nos atosigue, y a correr...

La cantidad de gente y cosas a ignorar, no sé que pasa, va en aumento, mientras que las personas, cosas y sitios en los que irse uno refugiando, tampoco sé muy bien por qué, tienden a reducirse rápidamente. Pero ahí están. Uno de estos últimos sitios puede ser Literatuya, qué duda cabe. Otro, la Arcadia pescada en alguna que otra sesión de cine esporádica. Otro, el que enmarca a dos o tres personas que no debieran pensar en desaparecer nunca... Woody Allen, tumbado en un sofá, lo registraba en un magnetofón de la época, bajo el título de "Dos o tres cosas por las que merece la pena vivir". Él hablaba inicialmente del perfil de Manhattan, ahora seguramente desdibujado y martirizado por las llamadas "medidas de seguridad", y acababa, emocionado, con la sonrisa de ella, a la que se disponía reencontrar corriendo de forma desatada por la calle, en completo estilo Búster Keaton, que, recordemos, corría a responder a su amada en vivo cuando ésta le llamaba por teléfono.

Hay que mantener bien amueblado este mundo personal, habitable, donde no tienen cabida los cafres.

Versión para imprimir

Otras Literaturas
autoretrato Carles Verdú
• Conversaciones
  por Ferran Jordà
  y Arturo Montfort
• Retratos
• Ilustraciones de   Cortázar
Libro de artista

Juegos y acertijos
Ambigrama
 Anagramas
 Sam Loyd
 Enigmas, acertijos y rompecabezas clásicos
 Ambigrama: De joc a joc
• Ambigramas
• Enlaces


Novedades
 Novedades editoriales
 Anhelo de vivir
 Textículos bestiales
• Materiales para una expedición
 Lo que queda del día
 El corazón de las tinieblas



Autores
George Steiner
Julio Cortazar
John Le Carré
Vladimir Nabokov
Umberto Eco
Lewis Carroll
Raymond Carver







Cronopios | Informes | Relatos | Poemas | Juegos | Otras Literaturas

diseño de páginas web
 diseño web | posicionamiento en buscadores | promoción web © Literatuya