LITERATUYA
 escribo porque escribo y porque tú

REVISTA DE LITERATURA

 
 Revista de Literatura » Informes » Enseñanzas útiles  

  

> LITERATUYA
>> INFORMES
RELATOS
POEMAS
ESCRITOS...
CLUB de los Cronopios


INFORMES

Desde mi herida
de Daniel Verdú
El calor del dinero
Kick out the jams...

de Guillermo Gill
Feliz Navidad

de Rosa Mora
Los espias de Orwell

Materiales para una expedición
de Pedro Ugarte
Acerca de la fe
Arte poética
Ultimos movimientos
El peso del Universo
Un mundo de mentiras

El Gran Juego
de J.L.Caballero
• ¿Dónde estábais...?
• El mundo real

Nihilismos
de Bardinovi
• Amor
• Ciberespacio
• Trabajo
• Extinción

Fast Note
de Pere López
•  (aclaración)
• Poesía contracultural
• Like a bird

En Letras de Molde
de J.M. García Ferrer
Venecia
El vecino del tercero...
• La flecha verde
• En un mundo que...
• Obediencia debida
• Rascando en eso...
• Cuentos de la luna...

Arcadia también esta noche
de J.M. García Ferrer
•  La morte rouge
•  Las criaturas de...
• ¡Bergman aún vive!
• Enseñanzas útiles
• Como campo de...
• Buster contra la...

de Ignacio Ortolá
Lecturas olvidadas
Acodado en mi tonel...

de Carolina Alfaro
El cielo
El espejo roto

de Emilio Arnaiz
Mi primer amor
Sostiene García
Simplemente 2003

de Victoria Gómez
Preludio de un secreto

de Sister Ray
Esquisse III

de Arturo Montfort
Enrique Vila-Matas
Muerte de Narciso
Idiota e impostor
Como polvo de...
¿Quieres hacer el...
Yesterday
Otoños de buenos...
LEVI testigo de cargo
Mi guardaespaldas...
Un hombre que...
Tu dibujo es pausado...
Future
Cambio de sexo




Arcadia también esta noche
ENSEÑANZAS ÚTILES
de Juan Manuel García Ferrer

Versión para imprimir
y leer más tarde... en papel
Siempre digo que el buen cine es el que sirve, el que es útil. Claro que esto vale también para los libros, la música, ... ¿para todo? ¡Uy! Un poco fuerte...

Eso de la "utilidad" es lo suficientemente amplio como para que por el concepto quepa más que en los famosos cajones de sastre, profesión que, no sé por qué, se empeñaba en guardar lo más variopinto. Era el hoy casi olvidado Jan Troëll el que hablaba en una película del descubrimiento a un tiempo del cine, la revolución y el amor, y de tal forma que todo era uno, llevando una cosa a las otras. Pas mal! Conocí a un director de cine local, en su atractiva época de cineasta marginal, que decía haber aprendido TODO en las salas de cine, y, como ejemplo, sacaba a relucir que supo de la existencia de homosexuales por mediación de Vincente Minnelli...

En la Arcadia de esta noche bajaré algo el tono, hasta llegar a lo más sencillo, a lo más de ir por casa, hablando de pequeños consejos, de aclaraciones que uno capta en una película y tiene en cuenta agradecido en el futuro, porque le solucionan un aspecto nimio pero práctico de la vida, o cuando menos porque son cuestiones oportunas para sacar a relucir en una tertulia y quedar la mar de bien como observador o enterao.

Una reflexión de estas últimas, a sacar a relucir provechosamente tan pronto como surja la ocasión, venía de un Rohmer (premio a quien descubra de que Comedia moral o Refranes y proverbios se trataba), y escenifica a la perfección la comprensión de esas matemáticas tan gráficas que constituían la Teoría de Conjuntos: Él y ella, después de mucho tiempo sin verse, se encuentran en un sitio extraño para ambos. Uno de los dos señala que es rarísimo haber encontrado al otro en ese lugar, ya que ninguno de los dos suele ir por ahí. El otro (como deberemos hacer nosotros siempre que surja este tema de conversación, que es un lugar común) le contradice. Precisamente, al haber salido cada uno de su entorno respectivo habitual (piénsese en dos círculos aislados, que no se cruzan, pintarrajeados sobre el papel), cabe la posibilidad -inexistente previamente- de que en ese tercer entorno (el resto de la superficie del papel) se encuentren. Una vez oído, es de una evidencia aplastante...

Conversaciones de estas tan didácticas eran muy habituales en las pelis de Eric Rohmer, de quien, lamentablemente, ya no se podrá volver a decir aquello de que resulta mucho más joven pese a sus años que multitud de jovenzuelos: parece que, finalmente, los años que arrastra se le han caído, con todo su peso, encima. Un actor como Fabrice Lucchini, con su labia, era en sus películas una ametralladora de reflexiones ocurrentes, de estas que andamos buscando.

No sólo Rohmer: la Nouvelle vague, en general, arrastró entre sus aguas muchas enseñanzas de estas fútiles, pero a la vez poderosas, que vestían cantidad. Después de una visión aprovechada de François Truffaut sé desenvolverme la mar de bien, por ejemplo, esparciendo mantequilla por los biscottes, sin el habitual percance en forma de rotura. Basta con seguir su sencillo y práctico consejo, y aguantarlos de dos en dos. El mismo Truffaut, en Besos robados ofrecía, mediante una aventura de su Antoine Doiniel, la explicación práctica sobre las partes que cubrían las sábanas "naturalmente" en las películas americanas, y dejando claro que las películas europeas, por muy admiradoras de las americanas que fueran, eran cosa diferente. Fue Jean Luc Godard, rey de las películas trufadas de citas literarias, y de los cameos, quien más llenó sus películas de consejos prácticos, a seguir. En Bande a part, la película que ahora nos recuerda agradecido Bertolucci en su Dreamers, con su divertida disputa del record de velocidad en el recorrido del museo del Louvre, había una enseñanza básica, que puse en práctica durante muchos años de primeras filas de Filmoteca. Es sabido que, hasta la llegada de las comodidades asociadas al bienestar democrático, las salas de filmotecas y cine-clubs tenían mucho más de la austeridad de los bancos de iglesia, con su tristeza y dureza intrínseca, que de los mullidos sillones anatómicos de las salas de espectáculos actuales. En esas condiciones, y vistas las sesiones maratonianas a aguantar, pues una película como La maman et la putain te maravillaba durante unas cuatro horas seguidas, era imprescindible dar con una postura que, al margen de facilitar la concentración en la película, te salvaguardara la integridad del trasero. Pues bien: Bande a part facilitaba ese servicio. Debía ser Ana Karina quien, en tono concurso, pero sólo para dejar ser didáctico a Godard, hacía la pregunta a su acompañante, para acto seguido trasmitir su conocimiento a todos los espectadores: "¿Cuál es la postura para ver una película?". Ella lo preguntaba, y luego lo escenificaba, en un cochazo descapotable americano, de esos que por aquí dio en llamarse haiga. Hundido en el asiento, y casi saliéndose el cuerpo de éste, las nalgas reposan de su carga un buen tiempo, mientras las rodillas sostienen el equilibrio presionando el respaldo delantero. Desde la posición baja en que, obligadamente, quedaba la cabeza, la pantalla se alcanzaba en un contrapicado que de forma natural ayudaba a admirar la película que se estaba degustando.

Recientemente esta teoría sobre la forma de valorar el buen cine me ayudó a encumbrar aún más la película En construcción, toda ella, entre otras cosas, una lección viviente sobre las fases de una edificación. Se trataba de un cachivache muy sencillo pero, al parecer, muy funcional: tres clavos sostienen elevada la lata de comida que se calienta en el improvisado fogoncillo. Lo dicho: un obrón, esto de En construcción.

Otro día, más. ¡Tampoco es plan desembuchar de golpe todo lo aprendido en el cine, y quedarse sin nada de reserva!

Versión para imprimir

Otras Literaturas
autoretrato Carles Verdú
• Conversaciones
  por Ferran Jordà
  y Arturo Montfort
• Retratos
• Ilustraciones de   Cortázar
Libro de artista

Juegos y acertijos
Ambigrama
 Anagramas
 Sam Loyd
 Enigmas, acertijos y rompecabezas clásicos
 Ambigrama: De joc a joc
• Ambigramas
• Enlaces


Novedades
 Novedades editoriales
 Anhelo de vivir
 Textículos bestiales
• Materiales para una expedición
 Lo que queda del día
 El corazón de las tinieblas



Autores
George Steiner
Julio Cortazar
John Le Carré
Vladimir Nabokov
Umberto Eco
Lewis Carroll
Raymond Carver







Cronopios | Informes | Relatos | Poemas | Juegos | Otras Literaturas

diseño de páginas web
 diseño web | posicionamiento en buscadores | promoción web © Literatuya