LITERATUYA
 escribo porque escribo y porque tú

REVISTA DE LITERATURA

 
 Revista de Literatura » Escritos y otras hierbas » Màrius Serra  

  

> LITERATUYA
> INFORMES
RELATOS
POEMAS
>> ESCRITOS...
CLUB de los Cronopios


ESCRITOS, CRÓNICAS, ACOTACIONES Y OTRAS HIERBAS
Me gustan los Rolling Stones
Algo pasa en Guadalajara
Los hombres azules del desierto
Rom-Beij-Melg
El opio de la contracultura
Poética de la contracultura
Hablemos de cine
Portacoeli
En mitad de la mañana
El cine Versalles
Ocaso
Manifiesto de los sinpensantes
Màrius Serra. Alexandria

el viajero
El guardián del arte
El músico callejero
El cliente

CRONOPIA:
manual de instrucciones

Manual para sortear a la humanidad en una calle abarrotada
Manual para aconsejar películas




ALEXANDRIA: ¡TIEMBLA DRAGON!
(Capitán Màrius Serra: el Príncipe Valiente)
de Arturo Montfort

Entre tanta telebasura, despojo de política, noticiario catastrofista y desperdicios clínicos en general, uno empezaba a sentirse tan a gusto en su container... No me digan, materia orgánica en descomposición, y todos tan felices.

Claro que los brotes de legionella son casi peor que el estercolero general. Por ejemplo, tenemos al comandante de la legión, el monstruo de las gafas, ese personaje salido de una pesadilla de Umberto Eco: el tal monasterio repleto de libros que envenenan con sólo pasar sus hojas. En ella (en la pesadilla de Eco) se inspiró, sin duda alguna, Sánchez Dragón (sic) para su perfomance de monje tibetano entrevistando a moluscos con patas. Eso cuando los enfocan, porque Dragón prefiere chupar cámara que engullir príncipes valientes.

Resignados a esta fatalidad estábamos nosotros (tan tranquilos en nuestro container) cuando, súbitamente, en K33 (Canal 33, zona de Cataluña), va y aparece, como por arte de magia potagia, un Príncipe Valiente, el Capitán Marius Serra para más señas, con un programa de Literatura, más fresquito que la nueva fórmula limón de la coca-cola: Alexandria.

(Respir, suspir, por fin, ay, qué fresquita y buena, etc.)

Ya saben, el Dragón, con sus gafas colgadas del tirante de la sabiduría más plus, su atril de madera noble, su paisaje de libros de viejo, su apostura de Mariscal de las Ciencias Ocultas y su perorata prosaica y casposa; las subordinadas cual enredaderas retorciéndose por las almenas de los sintagmas nominales, y así, encumbrado en su viejo castillo de saciedad, esa sonrisa de soberbia que babea fatuidad sin límites... Y no hablemos de sus invitados, almas gemelas, las otras brujas de la cueva, viejos jinetes condenados al silencio cuando no a parafrasear al maestro con más bla bla bla y a ver quién la dice más gorda.

Porque Alexandria, señores míos, es otra cosa. Alexandria es Ferran Adrià frente a las pócimas y colas de lagarto de la bruja de la cueva. El Capitán Serra desprende alegría literaria por los cuatro costados. Es él quién nos regala esa faz de lector ávido y curioso que se deja sorprender con cada párrafo, esa imagen exaltada (y perdonen la comparación) del joven que ha leído por primera vez La isla del tesoro. Sí, he dicho curiosidad, sobre todo curiosidad, el tren de la vida y del conocimiento y, por ende, de la emoción, como ya deben saber ustedes.

Esa alegría que parece vedada a los dinosaurios de la LITERATURA (sí, con mayúsculas, ¡cuidado, amigo, no le aplasten esas dos torres con T de Trailer!) y que Marius Serra y sus competentes colaboradores exhiben osadamente.

Oigan, hasta parece que disfruten.

Incluso obvian la obligada y perversa, todo hay que decirlo, introducción al mundo de las cavernas. Sí, ese larguemos el rollo para hacer boca que nos obliga, presas del pánico nuclear, a cambiar de canal para no vomitar conejitos e incunables que jamás aparecerán en edición de bolsillo.

Y sus preguntas, la de los muchachos de Alexandria

(esa es otra: la cosa rezuma juventud, ¡abajo los saurios!)

en lugar de pretender ser más eruditas (?) que las del propio autor, condenado a pasarse el programa dando las gracias por merecer un lugar en la caverna, son para la tropa del Capitán Serra una oportunidad única para la di-versión.

Se percibe, se nota: preguntan, consultan, cuestionan. Mire lo que les digo, más o menos como lo haríamos ustedes o yo mismo: con deseo de averiguar, de descubrir. Marineros ávidos de gritar ¡Tierra a la vista! Invitaciones, en definitiva, inteligentes cuya única finalidad, ¡y no es poco!, consiste en acomodar la rampa de lanzamiento para el vuelo en ala delta del escribidor entrevistado, y lo mismo en el caso de los corresponsales visitadores de librerías que van apareciendo, mediante amables cuñas, para que usted

(sí, usted, ¿le parece raro?, pues a mí también.)

se lo pase bien e, incluso, pierda el culo buscando papel y boli para anotar ese libro cuya recomendación entusiasta haya despertado su interés, así, sin más, sin doctorado honoris causa ni la madre que lo parió.

¿Habían visto a Enrique Vila-Matas en la tele? Yo nunca. Con eso... ¡cualquiera no pide el menú de la casa! Y luego están la salsa y la pimienta, claro, esa agilidad en la puesta en escena, esa cámara simpática, seductora y con chispa (que no con caspa), que elige el primer plano para el entrevistado y el plano medio para el entrevistador (¡y no al revés!); y esos interludios entre plato y plato, con vistas a esa ciudad otra, la de los libros, las librerías, las galerías de arte y los postres suculentos, y el buen vino, y para que les voy a contar, véanlo ustedes mismos, degústenlo, háganme ese favor.

© Arturo Montfort

• Puede enviar sus escritos escribiendo a cronopio@literatuya.com.

Por favor, envienos los escritos en algún formato estándar (que no sea "formato gates"), e incapaces del transporte de virus. Por ejemplo: .RTF, .TXT, son muy apropiados, o incluso aceptaremos .PDF. Los escritos enviados en formato .DOC (que es el formato de Word), muy a nuestro pesar no podremos leerlos.

Otras Literaturas
autoretrato Carles Verdú
• Conversaciones
  por Ferran Jordà
  y Arturo Montfort
• Retratos
• Ilustraciones de   Cortázar
Libro de artista

Juegos y acertijos
Ambigrama
 Anagramas
 Sam Loyd
 Enigmas, acertijos y rompecabezas clásicos
 Ambigrama: De joc a joc
• Ambigramas
• Enlaces


Novedades
 Novedades editoriales
 Anhelo de vivir
 Textículos bestiales
• Materiales para una expedición
 Lo que queda del día
 El corazón de las tinieblas



Autores
George Steiner
Julio Cortazar
John Le Carré
Vladimir Nabokov
Umberto Eco
Lewis Carroll
Raymond Carver







Cronopios | Informes | Relatos | Poemas | Juegos | Otras Literaturas

diseño de páginas web
 diseño web | posicionamiento en buscadores | promoción web
 Patrocinio: ferran jorda
© Literatuya