LITERATUYA
 escribo porque escribo y porque tú

REVISTA DE LITERATURA

 
 Revista de Literatura » Juegos y acertijos » El ambigramático señor Maniette  

  

> LITERATUYA
INFORMES
RELATOS
POEMAS
ESCRITOS...
CLUB de los Cronopios


Juegos de ingenio y acertijos
por Javier Arbonés
 Presentación
 Enlaces

 Anagramas
• Anagramando
• Anagramas: Sam Loyd
 Anagramas: La nueva fórmula

 Enigmas, acertijos y rompecabezas clásicos
 El Cerezo
 El Agujero
 Cruzar el río

 Ambigramas
 Juego Ambigrama
• Mas ambigramas
 Ambigramatico señor Maniette






EL AMBIGRAMATICO SEÑOR MANIETTE
por Ferran Jordà

Ambigrama, realizado por Yves ManietteYa no le vi más. El señor Yves Maniette no era un señor como se entiende normalmente por señor. Era un señor ambigrama, y por ello, gustaba de darle la vuelta a todo buscando siempre simetría. Vivía la simetría. No os explicaré las dificultades que conllevaba su vida para conseguir que todo le fuera simétrico. Con su nombre de pila, yves, realizó un ambigrama, no contento con ello se cambió el nombre a iu y así yo le podía llamar n!, hay quien le conocía por yvvy (también gustaba de palindromia), pero tenía un sinfín de nombres mas, como ibu o nq!. Su obsesión era tal.

Y no creáis, su obsesión era tal que buscaba siempre simetrías a nivel mas y mas ínfimo. Se compró un microscopio. Y después otro más potente. Ya hace años que observa todas las simetrías por diminutas que fueran. Yo le conocí en una habitación oscura, con un microscopio enorme enganchado en los ojos. Pero más tarde con aquél no tenía suficiente, así es que se fue a buscar otro mas grande y potente y ya no le vi más.

Y no creáis, su obsesión era tal que buscaba siempre simetrías en su vida personal. Por ello, la vida en pareja, siempre la llevó muy mal, no le era posible obtener simetria con otra persona, entonces decidió tener una pareja de tres, y él se sentía así muy a gusto, con su relación mujer-hombre-mujer, que él, en su obsesión, la veía ambigramatica (¡y palindrómica!). No era lo mismo para sus diferentes novias -o pipsas como a él gustaba llamar-, que por regla general no disfrutaban de "semejantes simetrías", entoces se rompían las simetrías, y él tenía que hacerse con una nueva pipsa, en ese sentido nunca consiguió la simetría deseada. No es que n! fuera machista, eso nunca, también le satisfacía la simetría conseguida con una relación hombre-mujer-hombre, y era así como me había propuesto en más de una ocasión formalizar una relación duradera con mi pipsa, pero no hubiera funcionado, yo ya tenía mi relación formalizada y normalizada con mi novio y con mi novia, viviendo en perfecta armonía. Eso no le gustó, se enfadó, se fue y ya no le vi más.

Y no creáis, su obsesión era tal que buscaba siempre simetrías traslacionales, rotacionales y temporales en su propia persona. Así, una más de las dificultades que n! nunca resolvió fue su residencia. Mientras era un niño, no tuvo problemas, vivía en un punto sin moverse, él veía su punto muy simétrico, por lo menos respecto del centro del punto (bueno ya sabemos que el centro más grande es justamente el del punto, porque lo ocupa todo y es el único centro que llega y forma parte de la periferia, y por ello no tenía problemas de espacio). Pero yvvy creció y le vino de gusto fumar un cigarro, fue a buscar tabaco y así fue como se movió. Desde entonces su vida se transformó en itinerante, siempre buscando el punto simétrico de allá donde había estado, el problema fue que "¿simétrico respecto a que?". Como que había estado en el estanco 5 minutos, decidió pasar los 5 minutos siguientes a igual distancia de su punto, pero en sentido opuesto a la dirección que marcaba la línea estanco-punto. Pero ibu se equivocó por unos metros, se dió cuenta y quiso arreglarlo, entonces le surgían nuevas simetrías y nuevos puntos donde permanecer para completar las nuevas simetrías que sólo él veía en su cabeza. Ahora nq! establece sus puntos de residencia siempre simétricos respecto a los anteriores (y a los anteriores de los anteriores). Así va saltando de país en país, y de continente en continente. La última vez que le vi fue en Europa, venía del Japón, y se trasladó a Brasil. Ya no le vi más.

Pin realizado por la amiga de Yves

Reverso del pin realizado por la amiga de Yves

Una vez, n! me enseñó un pin que una amiga joyera le había realizado con su nombre. Me dio mucha envidia, como que yo no tenía ninguna amiga joyera -para ser mas precisos os diré que nunca tuve una amiga-, tuve que hacerme yo mismo mi propio pin, la elaboración del mismo fue más simple, económica y eso sí, con materiales reciclados. Se lo enseñé, y aunque la envidia recíproca siempre fue buena porque mantenía la simetría, parece ser que envidió él mucho mas el mío que yo el suyo, eso fue lo que realmente le desagradó (ya que rompía la simetría). Se enfadó, se fue; y ya no le vi más.

Pin realizado con materiales reciclados de alta calidad

© Ferran Jordà

De momento, no nos molesten, estamos muy atareados; jugando.

 

Otras Literaturas
autoretrato Carles Verdú
• Conversaciones
  por Ferran Jordà
  y Arturo Montfort
• Retratos
• Ilustraciones de   Cortázar
Libro de artista

Juegos y acertijos
Ambigrama
 Anagramas
 Sam Loyd
 Enigmas, acertijos y rompecabezas clásicos
 Ambigrama: De joc a joc
• Ambigramas
• Enlaces


Novedades
 Novedades editoriales
 Anhelo de vivir
 Textículos bestiales
• Materiales para una expedición
 Lo que queda del día
 El corazón de las tinieblas



Autores
George Steiner
Julio Cortazar
John Le Carré
Vladimir Nabokov
Umberto Eco
Lewis Carroll
Raymond Carver







Cronopios | Informes | Relatos | Poemas | Juegos | Otras Literaturas

diseño de páginas web
 diseño web | posicionamiento en buscadores | promoción web
 Patrocinio: ferran jorda photographer
© Literatuya